CONÉCTATE CON NOSOTROS
Somos medio Oficial de Noticias

Automovilismo

El sueño

¡Existen sueños que sí se cumplen!… Todos tenemos una meta, una aspiración, algo que deseamos con todas nuestras fuerzas; sin embargo, el camino para alcanzarlo está siempre lleno de escollos, obstáculos dispuestos a pagar la flama, pero a pesar de todo, siempre habrá alguien que logre llegar hasta el final, que lo haga suyo y se convierta en inspiración para los demás.

Cuando Checo Pérez cruzó la bandera a cuadros, su padre, Antonio Pérez enloqueció, su éxtasis contagió al ya de por sí eufórico Autódromo de los Hermanos Rodríguez; enfundado en la bandera tricolor, el diputado por Morena se fundió con su hijo en un impetuoso abrazo que quedará para la posteridad del deporte motor. ¡Sean bienvenidos al recuento de un sueño!

Un piloto histórico

Vuelta 70… Todos están de pie, el Foro Sol ruge a su máxima capacidad, los gritos de apoyo se escuchan uno detrás del otro, Checo Pérez lleva en sus manos el sueño de todo un país. Hamilton se defiende, el campeón se niega a caer ante la embestida del astado, sabe que ya no aspira a la victoria, pero su honor está en juego.

Checo hace el último esfuerzo, ¡batería al máximo!, se escucha por la radio, el mexicano es un rayo, se mete en zona de DRS y le muestra el monoplaza al campeón en un intento lleno de esperanza y desesperación, quedan solo unas curvas, unos cuantos metros para el final y… ¡Pérez es tercero! El tapatío se quedó muy cerca de darle a Red Bull su primer 1-2 de la temporada; sin embargo, se lleva un lugar histórico, convirtiéndose en el primer mexicano en subir al podio en su tierra.

Pérez dejó atrás la marca del mítico Pedro Rodríguez. Foto: @SChecoPerez.

La bandera mexicana ondea con más fuerza que nunca, en 1962 vio caer a uno de sus hijos predilectos en aquella curva aperaltada del entonces llamado Autódromo de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, Ricardo Rodríguez encontró en este mismo recinto la muerte, pero hoy no, hoy la historia le regresa esa pena en forma de gloria y encarnado en un nuevo héroe.

Checo llega y ya lo espera la multitud, su familia, su equipo, los medios de comunicación y miles de fanáticos que corean su nombre; el número 11 sale del monoplaza y es cercado por la turba, lo suben en sus hombros mientras se envuelve en el lábaro patrio; Pérez se llena del espíritu que encierra la insignia y los colores nacionales, ¡Sergio Pérez ha pasado a la historia!

¿El último baile?

Apenas en septiembre del año pasado Sergio Pérez anunciaba su salida de Racing Point, el mexicano que tenía contrato por tres temporadas más con la ahora renombrada escudería Aston Martin recibió el golpe más duro de su carrera, a pocas fechas de la culminación de la temporada Checo estaba sin plan B y fuera de la Fórmula 1, su sueño se extinguía.

Con pocos asientos disponibles, el tapatío llegó al Gran Premio de Baréin dispuesto a todo, después de una clasificación que lo dejó en la quinta posición, tomó la salida con decisión; revolucionado y agresivo llegó a los giros finales en el tercer lugar, la gloria le aguardaba, sin embargo, aquella noche, a falta de solo tres vueltas, el motor de Pérez falló, quitándole la oportunidad de subir al podio… la nube negra que se posaba sobre el mexicano se asentaba.

Después de 190 GP, Checo logró su primera victoria en F1. Foto: @SChecoPerez.

Todo estaba sentenciado, Checo estaba en la lona y México se quedaría sin representación para el 2021, así llegó el Gran Premio de Sakhir. Los semáforos se apagan… ¡Increíble!, Sergio viene de atrás y se empareja con Bottas y Verstappen, todos quieren la segunda posición, el mexicano se pone por delante de Max, la tiene… ¡Noooooo!, ¡Leclerc lo ha golpeado! Pérez cae al último lugar.

Aquella noche Sergio pudo simplemente rodar con la consigna de haber sido perjudicado, pero no, optó por darle a sus sueños una última oportunidad, se reincorporó al circuito y comenzó una de las remontadas más memorables que se recuerden. Al final, Checo logró la primera victoria de su trayectoria, de una forma impensable, de una manera maravillosa, consiguiendo además un contrato con Red Bull.

Todo por un sueño

¡No había dinero, pero sí el deseo de ser piloto de Fórmula 1! Checo inició su andar como uno más, en su familia no abundaba el recurso, por ello se enfrentó a múltiples trabas desde niño. En cada competencia, la familia tenía que vender los Go karts de Sergio y su hermano Antonio para reciclar el dinero, también tenían que salir en último lugar porque no podían costear los días de clasificación, además de competir con llantas usadas porque no había para nuevas (lo que en el futuro le convirtió en el mejor gestor de neumáticos).

Después de sortear estos primeros obstáculos en su país, donde incluso fue una vez vetado de una carrera, Checo tuvo que expandir sus aspiraciones. Ante la incertidumbre de su familia de hacer o no lo correcto, Pérez viajó a Alemania a la edad de 15 años, solo, sin conocer el idioma y sin boleto de regreso (por falta de dinero) llegó a trabajar y vivir en un restaurante… había que intentarlo todo.

Checo, el niño que soñaba con ser futbolista. Foto: mediotiempo.

Sergio hacia postres y pastas, y los fines de semana los dedicaba a pilotar. Checo pasó por múltiples crisis, la vida era dura, e incluso sin el apoyo moral de su hermana Paola -ahora su representante- el tapatío hubiera regresado a México. ¡En esta vida te tienes que chingar! Esa fue la lección que Pérez entendió y la que le hizo aferrarse a su anhelo.

Las raíces de Sergio son sencillas, su construcción como ser humano tiene detrás múltiples aprendizajes de vida que lo han forjado como un piloto resiliente. El sueño de Checo está aún inacabado, él prometió que no regresaría a su tierra sin ser campeón del mundo, por ahora ha dado pasos, pero conociendo su historia seguro que lo mejor está por venir.

Bandera a cuadros

El devenir de Checo Pérez es aún más profundo, pero este pequeño recuento queda para motivar a todas las personas que buscan una historia que les sume a sus esfuerzos diarios. Las anécdotas familiares de los inicios del 11 de Red Bull fueron recogidas de la entrevista que realizó Geek Sobre Ruedas al padre de Sergio y la cual pueden consultar en: https://youtu.be/esuNxBvcEw8

¡Nos vemos en la tierra de Ayrton Senna!

Visita a nuestro patrocinador. Conoce sus historias que han ayudado a nuevos talentos del futbol en México!
Anuncio de Patrocinadores
Vísita a nuestro patrocinador

Eventos Próximos!

No te lo puedes perder

Regálanos un like!

Anuncio de Patrocinadores

Más de Automovilismo

  • La fiesta del toro

    100 mil almas reunidas, 100 mil corazones latiendo al unísono, 100 mil voces conectadas...

  • El tigre y el dragón

    La energía se encuentra en todos lados, algunas veces concentrada en puntos específicos y...

  • Los redimidos

    El perfil de un piloto de Fórmula 1 es puntual, ningún atributo o característica...

  • La lotería

    Corre y se va corriendo con… la Fórmula 1 ha vivido una de sus citas...

Somos medio Oficial de Noticias