CONÉCTATE CON NOSOTROS
Somos medio Oficial de Noticias

Automovilismo

El tigre y el dragón

La energía se encuentra en todos lados, algunas veces concentrada en puntos específicos y otras dispersas por doquier; la Fórmula 1 es un agujero negro que absorbe las más vigorosa, aquellas que son capaces de provocar los movimientos más estruendosos y de mayor magnitud, en su universo coexisten voluntades dinámicas, impetuosas y hasta destructivas.

James Hunt y Niki Lauda, Alain Prost y Ayrton Senna, y ahora, Hamilton y Verstappen, fuerzas que fueron destinadas a compartir el mismo tiempo y espacio, energías que se necesitan para darle sentido a sus deseos y a su propia existencia, pero donde solo una prevalecerá… ¡Bienvenidos sean al Tigre y el Dragón!

El equilibro

Luz y oscuridad, cielo y tierra, vida y muerte… existe la creencia de la dualidad del universo, energías que se contraponen, pero que se complementan para lograr una armonía y un equilibrio. En la mitología china, esto es representado a través de la lucha que libran el tigre y el dragón, dos fuerzas sumergidas en un ciclo permanente.

En este círculo infinito, una voluntad domina sobre la otra para después ser reemplazada por la opuesta, la premisa se sustenta en que una energía no puede eternizar su influencia sobre el todo, pues siempre debe existir una unidad que se conforme tanto de las características del dragón como de las del tigre.

Hamilton vs Verstappen, una batalla para la posteridad. Foto: @F1.

En el final de la era turbo-híbrida el tigre asecha el dominio del dragón, la estrategia, hasta el momento, ha sido asfixiante y contundente. El tigre luce poderoso, hambriento, pero al mismo tiempo cauteloso y paciente, su estilo feroz permanece contenido aguardando el momento preciso para lanzar toda su fuerza en un último y definitivo embate.

En tanto, el dragón, herido, pero no de muerte, hurga en sí mismo para hallar la respuesta, para emprender el vuelo hacia un horizonte despejado donde pueda seguir reinando y donde su supremacía no sea cuestionada ni confrontada. En su majestuosidad, el dragón aún no se rinde… jamás renunciará hasta ver apagado todo su fuego.

El universo de la Fórmula 1 respira aires de cambio, en medio de una metamorfosis que experimentará el próximo año con la nueva reglamentación, sus bases se cimbran con la mayor gresca de sus últimos tiempos. Hamilton o Verstappen, solo uno podrá imponerse, solo uno logrará alcanzar la gloria.

El dragón

El dragón es poder; es sinónimo de continuidad, de hacer prevalecer un estado, un entorno, una situación. En la cultura china este ser mítico está asociado a la realeza, por ello se decía que el emperador era descendiente de los propios “dioses dragones”, incluso, los emperadores se referían a su cuerpo y a su trono como “cuerpo de dragón”.

El dragón también es perseverante y heroico, labra su nobleza en torno a actos donde se exige al máximo de sus capacidades, logrando llegar hasta donde otros no pueden, en ocasiones, es llevado a usar su lado más destructivo con tal de alcanzar sus objetivos. Su espíritu ardiente puede consumir todo a su paso, incluso a él mismo.

¿Podrá reaccionar Hamilton? Foto: @Lewis Hamilton.

Hamilton encarna este dragón que ha gobernado por más de seis años la Fórmula 1, un coloso que ha consumido todo a su paso, un monstruo que aparece una vez cada tantos años para gobernar con puño de hierro. Lewis, es un piloto fuera de serie, poseedor de un talento innato que ha ido puliendo con el pasar del tiempo.

Hoy su feudo es amenazado; sin embargo, el británico tiene de su lado el aprendizaje de aquella batalla librada con Nico Rosberg, la confianza que le da el contar con todo el respaldo de una escudería ganadora, el deseo permanente de ser el piloto más grande de todos los tiempos, pero, sobre todo, el orgullo de ser el vencedor de este duelo épico.

El tigre

El tigre es rebelde, pero su rebelión no es visceral, posee motivaciones profundas. El tigre desafía aquello que percibe como un poder permanente, algo que no se mueve, que es indestructible y que, por ende, no da paso al cambio. En la cosmovisión china, el felino encarna a los grupos oprimidos, a la colectividad sojuzgada por los emperadores.

El tigre es el encargado de llevar el contrapeso para lograr reestablecer el equilibrio, para ello debe moverse sapientemente, intentando cercar al dragón, atacando solo cuando sea estrictamente necesario. Sus pasos deben ser sigilosos parta confundir a su oponente, para no darle tiempo de iniciar el contraataque.

El contendiente se acerca al título. Foto: @ Max33Verstappen.

Ungido la temporada pasada, donde fue el único piloto en lograr arrebatarles dos victorias a Mercedes, Verstappen se ha transformado en ese tigre que está al asecho; él representa el deseo de todos los que quieren ver terminado el dominio de Mercedes y de Lewis Hamilton. Max quiere ser el sucesor, el hombre que de ahora en adelante marque la pauta.

El neerlandés cuenta con el ímpetu de coronarse por primera vez en su carrera, con la encomienda de ser el piloto que logró acabar con la dictadura, con el amparo de un equipo que no ha escatimado en los recursos para darle, por fin, un monoplaza capaz de penetrar la ventisca del dragón, pero, sobre todo, con la jactancia de salir avante de la madre de todas las batallas.

Bandera a cuadros

El desenlace está cada vez más cerca y la incógnita se hace más aguda, ¿veremos continuar el reinado de Lewis Hamilton?, o ¿habremos de atestiguar la apertura de un nuevo tiempo, uno que vendrá de la mano de Max Verstappen? El tigre y el dragón envueltos en una lucha interminable, confrontados en una batalla que definirá el destino de la Fórmula 1

Visita a nuestro patrocinador. Conoce sus historias que han ayudado a nuevos talentos del futbol en México!
Anuncio de Patrocinadores
Vísita a nuestro patrocinador

Eventos Próximos!

No te lo puedes perder

Regálanos un like!

Anuncio de Patrocinadores

Más de Automovilismo

  • El sueño

    ¡Existen sueños que sí se cumplen!… Todos tenemos una meta, una aspiración, algo que...

  • La fiesta del toro

    100 mil almas reunidas, 100 mil corazones latiendo al unísono, 100 mil voces conectadas...

  • Los redimidos

    El perfil de un piloto de Fórmula 1 es puntual, ningún atributo o característica...

  • La lotería

    Corre y se va corriendo con… la Fórmula 1 ha vivido una de sus citas...

Somos medio Oficial de Noticias